5 técnicas comprobadas para ahorrar dinero en un viaje de vacaciones

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 25/04/2019 - 14:39
Si estás próximo a salir de vacaciones o empezando a planear un viaje, utiliza estas técnicas para ahorrar y no terminar en bancarrota al regreso.

Salir de vacaciones es uno de los momentos más satisfactorios para los trabajadores, especialmente si hay un viaje de por medio. Salir de la rutina y liberar el estrés conociendo un lugar nuevo permite que vuelvas al trabajo con las energías recargadas y listo para innovar.

Sin embargo, algo que puede ocasionar un sinsabor es no controlar los gastos, ya que al regreso comprobarás que tus finanzas están más afectadas de lo que pensaste y los lamentos comenzarán cuando llegue el estado de cuenta de la tarjeta. Así, adiós relajo y bienvenido el estrés nuevamente. Entonces, ¿cómo evitarlo? Básicamente, se trata de aplicar algunas técnicas básicas que te permitirán llegar bien preparado a tu viaje y gastar menos de lo que pensabas.

1. Cálculo y división
Uno de los secretos es la organización. Es ideal que proyectes cuánto gastarás en el viaje, en todo lo que involucra, de esta manera sabrás cuánto dinero necesitas. Una vez que lo tengas, divídelo en la cantidad de meses que faltan hasta que te vayas, y verás cuánto es lo que deberás ahorrar mensualmente para tener lo que necesitas sin afectar tu presupuesto. Si estás próximo a recibir algún bono, gratificación o pago adicional, puedes utilizar una parte para tu fondo de viaje.

2. A modo local
Cuando estés planeando lo que harás en el viaje, una opción indicada es buscar los tours gratuitos que ofrece cada ciudad. Los hay por doquier y además, revisa los horarios de los museos o sitios que te interesan, ya que la mayoría incluye un día en donde la entrada está a menor precio o es gratuito. Con esa información, puedes organizar tu itinerario y verás un ahorro considerable.

3. Deja tu tarjeta de crédito para emergencias
Activa tu tarjeta de crédito para poder utilizarla en el extranjero (en caso salgas del país), pero sé consciente cada vez que la uses, pues si tienes el efectivo necesario, entonces esta deberá ser solo para emergencias. Además, consulta siempre sobre el tipo de cambio y la moneda en la que será introducido el pago.

4. Ni restricción ni despilfarro
Un punto interesante a considerar es que no se trata de viajar en modo restricción, es decir, negarte a comprar todo, visitar o gastar. Pero tampoco hay que ponerse en modo despilfarro, en el que compras todo y comes de todo porque ¡estás de vacaciones! Lo ideal es encontrar un equilibrio entre ambos, identificando las cosas que sí vale la pena realizar y comprar, sobre todo, por la diferencia entre tu rutina.

5. Ubica oportunidades de ahorro
El transporte y la comida también representan oportunidades para ahorrar. Caminar es una de las formas baratas de conocer una ciudad, pero no solo eso, también puedes alquilar bicicletas por un día, y aprovechar para conocer y hacer deporte a un precio mínimo. En cuanto a la comida, date el gusto con algún lugar turístico, pero también conoce los mercados o sitios locales donde los precios no son tan altos. Además, si es un viaje más largo y cuentas con una cocina, puedes separar algunos días donde seas tú quien se cocine.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios