6 razones para separar tu cuenta de ahorros de la de gastos

Enviado por Equipo Comparabien el Jue, 13/10/2016 - 14:50
Si lo que se propone es ahorrar, uno de los primeros pasos es abrir una cuenta de ahorros. Aunque no lo crea, mantener una cuenta única podría costarle más de lo que cree.

Algo difícil para las personas a las que les cuesta ahorrar es resistir a la tentación de siempre gastar un poquito más. Si van de compras, terminan comprando de más; si alguien los llama para salir, van aunque ya esté fuera de su presupuesto, y así, más ejemplos que hacen que sus ahorros se reduzcan.

Lo que tienen en común muchas de estas personas es que mantienen solo una cuenta, en la que guardan tanto el dinero para sus gastos mensuales, como los ahorros que tan desesperadamente tratan de cuidar. Esto, lamentablemente, no funciona. Lo ideal es separar ambas cuentas y estas son las razones por las que deberían hacerlo:

1. Ayuda a no llevar la tarjeta a todas partes:
Si cada vez que sale, lleva la tarjeta donde tiene todo su dinero, siempre tendrá dinero extra a la mano para ser usado, aunque salga de sus ahorros. Al llevar solo su tarjeta de gastos, sus ahorros se quedan seguros en el banco.

2. Las cuentas de ahorro ofrecen tasas más altas, pero menos facilidades:
Lo ideal es que le paguen por sus ahorros, por eso lo ideal es que escoja una cuenta que le pague altos intereses. Sin embargo, estas cuentas suelen restringir los retiros o depósitos, por lo que no serán útiles para manejar sus gastos mensuales también, mas sí para depositar sus ahorros y no tocarlos por el resto del mes.

3. Menor tentación ante las compras impulsivas:
Si hasta el momento su fuerza de voluntad es cero y siempre termina gastando más de lo que se propone, al separar sus cuentas, solo tendrá el dinero necesario, por lo que se acabaron los gastos en exceso.

4. Puede adquirir tarjetas que le permitan acumular puntos:
Luego de elegir una cuenta que le pague bien para sus ahorros, puede elegir una que le dé bajos intereses pero le ofrezca acumular puntos, kilómetros y otros beneficios.

5. Para sus gastos, debe escoger un banco con muchas sucursales, para sus ahorros, todo lo contrario:
Mientras menos sucursales tenga el banco donde coloca sus ahorros, más difícil será ceder a la tentación de ir hasta allá para retirar el dinero. En cambio, mientras más sucursales tenga el banco donde coloca su cuenta de gastos, será más fácil realizar las operaciones del día a día.

6. Te mantiene motivado: Porque ves cómo van creciendo tus ahorros.
Si el ahorro es su talón de Aquiles, no hay nada mejor que ver cómo el dinero que tanto le costó guardar va creciendo, gracias a los intereses que le pagan. Por eso, no se vaya con cualquier institución financiera, compare sus opciones y escoja el banco o caja que más le convenga y más le pague.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios