¿El Ahorro programado es una elección o una decisión?

Enviado el Mié, 24/09/2014 - 12:10
El ahorro debe ir acompañado de un objetivo, una meta fija que con responsabilidad se puede alcanzar.
¿El Ahorro programado es una elección o una decisión?

Ahorrar es recomendable para todas las personas, desde niños nos tratan de inculcar el ahorro en casa, en guardar nuestras propinas en una alcancía o en la cuenta de nuestros padres, pero si hablamos de programar tus ahorros es cosa mayor, pues debe encontrarse mapeado dentro de un plan, con objetivos claros, con una meta definida y en un periodo de tiempo, considerando que el gasto lo harás de aquí a un mediano plazo. Pero cuántos de nosotros hemos visto a nuestros padres ahorrando para una meta y que esa meta se haya compartido e interiorizado entre todos los miembros de la familia para hacerla suya, estoy segura que muy poco de los lectores.

Básicamente el ahorro va asociado con no gastar ahora para poder gastar después, pero sin tener clara la meta, el ahorro genera un riesgo a través del consumo compulsivo, pues al tener el dinero en una cuenta con disponibilidad al 100% se convierte en una tentación pues es más factible gastarlo.

El éxito de un buen plan de ahorro está en la buena administración de tus gastos y que la meta de ahorro diario, semanal, quincenal o mensual lo consideres como un gasto dentro de tu presupuesto, tan igual como el pago de un crédito hipotecario o el pago de un recibo de servicios, y que si incumples sientas que puedes ser castigado.

Una verdadera cultura de ahorro para nuestros diferentes objetivos de vida, van asociados a una planificación, y en ese sentido existen productos en el mercado financiero que te ayudan a llevar a cabo un plan de ahorro incluyendo un cronograma en donde no solo ganas una tasa de interés compensatoria, sino también una tasa de bonificación extra si cumples con todos tus depósitos. Para conseguirlo, Financiera ProEmpresa, dentro de su programa de educación financiera, enseña a sus clientes a incluir al ahorro dentro de su presupuesto, pero sobre todo a respetarlo y mantenerlo fijo.

Para ello, no necesitas tener mayores conocimientos financieros, sino tener una meta clara y llevar un presupuesto de manera ordenada y responsable. Por tanto, hacer este tipo de planes por escrito te permitirá tener mayor control de tu proyecto de ahorro. Recuerda que cada persona es distinta al momento de pensar en un ahorro porque las metas son distintas, de allí la frase “las finanzas son personales”.

Tips de cómo formular tus metas de ahorro:

1. Busca una motivación, una meta y escríbela (debe ser realista).
2. Tus metas deben ser definidas en proyección a un periodo de tiempo.
3. Define cuál es el monto final de tu proyecto de ahorro, y divídelo para sacar tu monto fijo de ahorro bajo una frecuencia segun tu flujo de ingresos, diario, semanal, quincenal o mensual.
4. Define una fecha fija para depositar tus ahorros.
5. Debes escribir de qué te privarás para lograr esa meta.
6. Debes reformular tu presupuesto familiar e incluir el monto y fecha de tu ahorro programado

«Ahorrar no debe ser visto como un sacrificio, sino como la oportunidad de lograr una meta»

Recuerda:

  • Convierte el ahorro en un hábito de vida.
  • La clave para lograr tu salud financiera, está en la buena administración de tus gastos, especialmente de los “Otros Gastos”.
  • Planea cuánto puedes ahorrar, esto evitará que te descapitalices y endeudes.
  • Destina un monto fijo para tu ahorro y colócalo dentro de tu presupuesto.
  • Incentiva a tu familia a tener buenos hábitos de ahorro.
  • Guarda tu dinero en un lugar seguro y formal.

No es fácil, no es rápido, pero es POSIBLE, recuerda que tu Ahorro Programado es una muy buena decisión.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.