¿Cómo pagar un préstamo si estarás fuera del país por algunos meses?

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 19/09/2018 - 17:37
En los casos de viajes extensos, muchas personas se preguntan si pedirle a un familiar que cancele las cuotas sería lo más adecuado, pero existen otras alternativas.

Las oportunidades llegan cuando uno menos se lo espera, como puede ser el caso de algún viaje por estudios o trabajo, que te vaya a mantener fuera del país por algunos meses. Mientras que algunas personas pueden aceptar sin más y sin tener ningún motivo de qué preocuparse, hay otras que se pueden ver contrariadas al pensar en sus obligaciones financieras.

¿Qué pasa con el préstamo que solicitaste si tienes que salir de viaje? Lo primero que debes tener presente es que las cuotas no dejarán de correr y deberán ser pagadas puntualmente para evitar atrasarte, dañar tu historial crediticio y, además, tener que pagar más intereses y moras.

En estos casos, una de las opciones más conocidas es pedir a alguien que se encargue de realizar los pagos, ya sea un familiar o un amigo. Ahora, lo que esto implicaría es: entregarle el dinero correspondiente a los meses que tendrá que pagar o en todo caso, el acceso a tu tarjeta o cuenta, para que realice los retiros correspondientes, además de recordarle las fechas en que deben realizarse.

Sin embargo, no es la única forma. En realidad, la opción más recomendable y fácil es la realización de pagos adelantados. A través de esta alternativa podrás adelantar el pago de algunas cuotas, para que los meses que te mantengas fuera, corran sin problemas y cuando estés de vuelta en el país, continúes cancelando tu préstamo, sin atrasos ni daños a tus finanzas.

Esta opción es diferente que un prepago, ya que en ellos sí puedes modificar las condiciones del crédito, tanto la cuota mensual como los plazos; con los pagos adelantados, lo que haces es cubrir algunas cuotas antes de su vencimiento y en los meses siguientes, tienes “carta libre”.

La posibilidad de hacer prepagos y pagos adelantados está disponible en cualquier entidad financiera y sin ningún tipo de comisión.

Si, por otro lado, estás pensando en solicitar un préstamo personal, no olvides que cada entidad tiene tasas de interés y condiciones diferentes. Compáralas aquí y asegúrate de tomar una buena decisión.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.