¿Cómo saber si estoy listo para comprar una vivienda?

Enviado el Mar, 26/04/2016 - 11:07
Más que descubrir si está listo, se trata de saber si esa compra es lo que necesita en ese momento.
¿Cómo saber si estoy listo para comprar una vivienda?

Aunque antes tener una casa propia era el sueño de casi todas las personas, hoy en día las cosas están cambiando. Hay muchas familias jóvenes que valoran otras cosas antes que ser propietarios, como viajar, adquirir un auto o practicar alguna actividad en específico. Por supuesto, tener una casa sigue siendo el sueño de muchas personas y ellos a veces se preguntan si estarán listos o no para dar ese gran paso.

Lo cierto es que tomar la decisión de acceder a una hipoteca –que es el método más usado para comprar una casa- no es tan fácil como parece, por lo que vale la pena tener en cuenta algunas cosas para saber si es lo que realmente nos conviene o si por el contrario, el arrendamiento sigue siendo nuestra mejor alternativa.

1. La idea de “establecerse”:
Si se ve envejeciendo en ese lugar o al menos pasando unos 20 años allí, plazo al que muchas personas financian su casa, entonces ese podría ser un buen indicador.

2. Familia joven:
Aunque no es definitivo, muchos matrimonios que recién empiezan cometen el error de adquirir una casa sin haber pensado cuáles serán las limitaciones que tendrán que afrontar, entre ellas decirle “no” a los viajes, reducir los gastos, etc.

3. Ahorros:
Aunque ahora existe la nueva opción de la capitalización inmobiliaria, lo ideal es que tenga cierto monto ahorrado en el banco para darlo como cuota inicial. Mientras mejor sea la “garantía” que le ofrece al banco, podrá negociar mejores tasas.

4. Estabilidad laboral:
Tener un trabajo estable en el que haya permanecido al menos un par de años, contar con más de una fuente de ingresos y que a fin de mes le sobre un buen colchón de dinero que podrá usar para pagar las cuotas, son buenos indicadores a nivel financiero.

5. Conocer el mercado:
Conocer no solo los diferentes precios de las viviendas y cuál podría adquirir, sino también en qué consiste el crédito, los gastos extras que tendrá que asumir, etc. Si usted ya está informado de todo eso, está listo para adquirirla, al menos en la parte ‘conocimientos’.

Si se da cuenta de que la opción de la casa propia es para usted y es un buen momento para adquirirla, no olvide comparar sus opciones antes de solicitar un crédito. La idea es trabajar con la entidad que sea lo más amigable posible, le explique las cosas con facilidad, le dé beneficios y tasas que le convengan.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.