Consejos para usar tu Tarjeta de Crédito

Enviado por Alfredo Ramírez el Lun, 24/01/2011 - 13:29
Descubre algunas cosas que te ayudarán a darle un buen manejo a tu tarjeta de crédito.
aprende a hacer un buen uso de tu tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son instrumentos financieros muy prácticos y útiles, pero a la vez son complejos de entender y administrar. En nuestra entrada anterior revisamos las principales características de las tarjetas de crédito: ¿Qué son?, ¿cómo se pagan?, ¿qué tipos de uso darles? Sin embargo, quedaron muchas preguntas abiertas sobre su uso cotidiano. En esta oportunidad revisaremos algunos consejos prácticos para usar nuestras tarjetas de crédito y ser consumidores más responsables.

  1. Paga tu tarjeta puntualmente
  2. Puede parecer obvio, pero muchas personas olvidan el día de pago o tienen problemas para pagar su tarjeta de crédito en la fecha programada. La deuda de una tarjeta que no es pagada a tiempo se acarrea en el mes siguiente y además, acumula interés moratorio por cada día de atraso (este interés suele ser mayor al interés normal usado por las compras de la propia tarjeta). Un problema muy grave con el atraso de los pagos es que dichas ocurrencias suelen ser informadas a las centrales de riesgo y afectan el perfil del comportamiento crediticio del usuario, dificultando el futuro acceso a préstamos o créditos de otras instituciones.
    Entonces, ¿qué hacer? Marca las fechas de pago de tu tarjeta en tu calendario (de preferencia en tu PC). Si tienes problemas con la fecha de corte, es mejor que la cambies y la alinees con el día del mes en que normalmente recibes tu sueldo o salario. Otra opción muy buena es programar un débito automático a tu cuenta de ahorros (o sueldo) de modo que no tengas que preocuparte de hacer el pago en una oficina.

  3. No uses tu tarjeta para sacar efectivo
  4. La disposición de efectivo es vista por muchas personas como un dinero fácil que pueden obtener en cualquier momento. El problema es que los intereses que son cobrados por la disposición de efectivo, generalmente son muy altos y terminan siendo una carga financiera difícil de pagar. Además, las tarjetas de crédito cobran una comisión de adelanto cada vez que es efectuado un retiro de dinero.
    Sacar dinero de la tarjeta puede sacarte de emergencias. Si este es tu caso, paga el íntegro de este retiro lo más pronto posible.
    Recuerda: un préstamo personal es una opción mucho más conveniente y barata para obtener efectivo, además te permite pagarlo en varios meses de acuerdo a tus posibilidades.

  5. Verifica tu balance con tus vouchers de consumo
  6. Los bancos y empresas de crédito pueden cometer errores en los cargos que efectuan, y el fraude y la clonación de tarjetas de crédito están a la orden del día. Cuando recibas tu estado de cuenta, revisa cada cargo presentado y verifícalo contra los vouchers que te dan cada vez que haces una compra.
    Recuerda: No botes tus vouchers de tarjeta de crédito, puesto que son un comprobante que te ayudará a revisar que no te estén cobrando nada indebido.
    Si tienes tarjetas adicionales (para tu esposa, hijos, etc.), separa un tiempo para constatar con ellos los estados de cuenta. Monitorea que no tengas cargos significativos, en especial si se repiten constantemente; si es el caso, puede ser que seas víctima de clonación. Consulta con tu banco para entender cómo protegerte en estos casos.

  7. Paga más del mínimo
  8. Si no puedes pagar el monto total de tu tarjeta de crédito, por lo menos consigue pagar siempre más que el pago mínimo, puesto que este presupone la cancelación de la deuda en un plazo bastante largo (generalmente 36 meses) y cada mes deberás pagar intereses por el balance de tu deuda. Si pagas más del mínimo, estarás pagando intereses pero además cancelando parte del capital que pediste prestado, logrando que debas menos y que el siguiente mes pagues menos por intereses.
    Una forma efectiva de hacerlo es pagando siempre por lo menos 2 veces el valor mínimo... ¡Planifica tus pagos!

  9. No gastes más de tu límite de crédito
  10. Las tarjetas de crédito tienen un límite que es la cantidad de dinero que puedes gastar cada mes. El problema de pasar de este límite es que existe una penalidad a pagar que es significativa; en algunos casos esta penalidad es pagada cada vez que se exceda el límite o por los días excedidos.
    Lo recomendable es obviamente no excederse; sin embargo, de darse el caso y si sabes que te vas a exceder este mes, puedes llamar a tu banco (o sectorista) y pedir una extensión de tu línea de crédito aunque sea de manera temporal.

  11. Conoce tu tarjeta de crédito: comprende los términos y condiciones
  12. Los contratos y términos de las tarjetas de créditos son documentos muy complejos y difíciles de entender, pero es muy importante que tomes un tiempo en entender las características de tu tarjeta. Si tienes dificultad para entenderlos, pídele a un ejecutivo de tu banco que te explique los puntos principales. Aquí van algunos datos que debes tener en cuenta :

    • ¿Cuál es la tasa de interés a ser aplicada para compras en revolvente, cuotas, disposición de efectivo?
    • ¿Cuál es el límite de crédito otorgado?
    • ¿Cuáles son los costos asociados con tu tarjeta: portes, mantenimiento, renovación anual, etc.?
    • ¿Qué penalidades son aplicadas por mora, disposición de efectivo, exceso en línea de crédito, etc.?
    • ¿Cuál es el dia de facturación (cierre) y cuál es el día de pago?
    • ¿Qué formas tienes para pagar tu tarjeta: débito automático, agencias, internet, transferencias de otro banco?

  13. Compara entre varias tarjetas y escoge la más conveniente para ti
  14. Existen cientos de tarjetas de crédito en el mercado y cada una tiene características diferentes. Es importante que entiendas cuáles son las principales características que buscas en tu tarjeta de crédito y puedas comparar las distintas opciones. La tasa de interés (TEA) es quizás el parámetro más importante a la hora de elegir una tarjeta de crédito y puedes obtener grandes beneficios, cambiando de una tarjeta de crédito a otra de menor TEA.
    Además, existe la modalidad de Traslado de Deuda, que permite que puedas transferir la deuda de una tarjeta de crédito hacia otra y por una tasa inclusive menor a la que se usarán por tus compras. De esta forma estarás ahorrando mucho dinero en intereses y obteniendo el mejor beneficio posible.
    No te olvides, comparabien.com es el único lugar donde puedes encontrar TODA la información del mercado y podrás usar gratuitamente nuestros comparadores para elegir tu mejor opción. Compara tarjetas de crédito aqui.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios