¿Te conviene aceptar una tarjeta oro o no? Y otras dudas que te atormentan

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 17/09/2019 - 09:49
Cuántas tarjetas de crédito debes tener, cuál es el porcentaje de tu línea de crédito que deberías usar y por qué; te ofrecieron una tarjeta oro, ¿dices que sí o no?

Las tarjetas de crédito pueden ser instrumentos sumamente útiles, pero la verdad es que también se generan muchas dudas alrededor de ellas y no todos tienen las respuestas adecuadas. Hay mucha información errónea que circula por internet y que se transmite de generación en generación, ocasionando que algunos terminen tomando malas decisiones o dándole un mal uso a su plástico.

No se trata de eliminar las tarjetas de tu vida, ya que estas te permiten acceder a financiamiento, construir tu historial crediticio, acumular puntos y así, muchísimos otros beneficios. Lo que tienes que hacer es solucionar las dudas que tienes, responder a tus preguntas y darle un uso consciente a tu tarjeta. Y ese es el objetivo de esta nota.

¿Cuántas tarjetas de crédito debes tener?
Esa es una de las preguntas más frecuentes que hacen las personas. ¿Cuál es el número? ¿Dos, tres, cuatro? Lo cierto es que eso dependerá de cada individuo, de sus ingresos, su perfil, su nivel de control en el uso del dinero, etc. Pero los puntos que debes tener en cuenta son los siguientes:

- Cada tarjeta te cobra un seguro de desgravamen mensualmente.
- Todas las tarjetas incluyen un cobro por membresía y si quieres eliminarlos, debes realizar algún tipo de consumo. Algunas tarjetas incluso te dicen cuánto debes consumir.
- Cada tarjeta tiene un sistema de recompensas distinto, y cada una te ayudará a ganar puntos o acumular beneficios diferentes.
- Tu exposición al riesgo se obtiene al sumar todas las líneas de crédito de todas tus tarjetas. Mientras más alto sea el monto, para los bancos estás más expuesto al riesgo.

Entonces, considerando estos puntos, debes decidir qué es lo que vale la pena hacer. Los expertos recomiendan no tener varias tarjetas y por último, no tenerlas con una línea de crédito tan alta. Entonces, dependerá de ti si te quedas con una, dos o tres, pero decídelo teniendo en cuenta estos puntos.

¿Debo aceptar si me ofrecen una tarjeta oro?
La mejora de las condiciones de tu tarjeta de crédito es un símbolo positivo, porque indica que la entidad financiera te ve con buenos ojos. Esto se debe a que has realizado pagos puntuales, no sueles financiar en varias cuotas, eres totalero –es decir, pagas el monto completo de la cuota mensual-, entre otros. Entonces, es una buena noticia. Sin embargo, antes de aceptar es aconsejable que consultes algunos puntos:

- ¿Cuál es la tasa de interés que quieren darte?
- ¿Cuáles son las condiciones de la nueva tarjeta?
- ¿Incrementarán la línea de crédito?
- ¿Cuánto cuesta la membresía anual y qué debes hacer para eliminarla?

A veces el truco con estas tarjetas es que el costo de la membresía es mucho más alto que en las regulares, así que conviene que estés muy bien informado antes de aceptar. Por otro lado, sigue siendo un indicador de un buen comportamiento crediticio y se ve bien en tu historial financiero contar con una tarjeta más exclusiva, pero debes comprobar si realmente te conviene.

¿Cuál es el porcentaje de línea de crédito que debo usar?
Esta también suele ser una de las preguntas más comunes entre los usuarios. ¿Por qué se recomienda no pasar del 40%? Los expertos recomiendan ese porcentaje –a veces incluso 30%- porque hasta ahí, lo que indica es que usas la tarjeta como lo que es: una herramienta que te ayuda a obtener financiamiento, generar recompensas, obtener descuentos, entre otros.

Si empiezas a utilizar una mayor cantidad y lo haces todos los meses, lo que muestras es que ves a tu tarjeta como si fuera una extensión de tu sueldo, cuando no es así. O que incluso dependes de ella para cubrir tus gastos mensuales, ya que todos los meses estás en la misma situación. Si quieres demostrar que eres un buen cliente y no representas un riesgo, utilízala con sabiduría, escogiendo con cuidado cuándo la utilizarás y cancelando tus deudas en una sola cuota, sin recurrir demasiado al financiamiento.

Ahora, no está mal si una que otra vez te pasaste de ese porcentaje y gastaste, por ejemplo, un 60% o 70%. Puede que se haya tratado de una compra importante, pero cuando eso se repite constantemente, entonces es una señal de que algo anda mal.

Entonces, ten en mente estos consejos al momento de tomar una decisión y verás que podrás sacarle mucho más provecho al uso de tu tarjeta de crédito.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

 

>>>> Mira qué tarjeta de crédito tienes pre aprobada<<<<

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios