¿Cuáles son las opciones que tienes para calificar a un crédito hipotecario?

Actualizado el 1 de Enero 2019
El análisis de tu historial crediticio no es la única forma en la que puedes obtener el financiamiento para tu vivienda. Existen más opciones que pueden adecuarse a tu perfil.
¿Cuáles son las opciones que tienes para calificar a un crédito hipotecario?

Uno de los mayores temores de las personas al momento de buscar financiamiento para sus viviendas es si serán aprobados para el crédito hipotecario. Básicamente, las entidades financieras deben asegurarse de que no eres un cliente riesgoso, y para eso evalúan aspectos como tu nivel de ingresos, calificación crediticia, antigüedad laboral, capacidad de endeudamiento, entre otros.

Algo que debes saber es que no existe solo una forma en la que puedes acceder a este financiamiento. Para dar mayores opciones, hay otras formas de aplicar que puedes considerar:

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Préstamos Personales

Banco de Credito del Peru

Crédito Personal Efectivo

desde 36.00% TEA

Monto: S/ 200 a S/ 250,000
Plazo: 1 meses a 60 meses

Banco BBVA S.A.

Préstamo Libre Disponibilidad

desde 10.50% TEA

Monto: S/ 1,000 a más
Plazo: 6 meses a 60 meses

Interbank

Préstamo Efectivo

desde 14.00% TEA

Monto: S/ 3,000 a S/ 100,000
Plazo: 3 meses a 60 meses

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

1. Ahorro hipotecario

Esta estrategia es ideal para demostrar la capacidad de pago del solicitante. Si no cuentas con los documentos que justifiquen todo o parte de tus ingresos, puedes utilizar esta cuenta para demostrar que sí cuentas con ellos. La cantidad que depositarás será la correspondiente a la cuota mensual por seis meses. Al final del plazo, podrás calificar a la hipoteca.

2. Crédito de a dos

El crédito no lo solicitas de manera individual, puedes hacerlo junto a algún familiar, pareja o alguien cercano, y el beneficio es que los ingresos de los dos se sumarán, de manera que hay mayores opciones para calificar e incluso el monto a solicitar puede ser mayor, pues la capacidad de endeudamiento también aumenta. El vínculo no importa y se firma un solo crédito hipotecario.

3. Hipoteca – alquiler

Te da la opción de acceder al crédito luego de alquilar el inmueble por dos o tres años. Todo se especifica a través de un contrato y las viviendas a seleccionar están disponibles bajo esa modalidad. Bajo este modelo no se necesita una cuota inicial pero sí un buen historial crediticio y estar al día en todos los pagos. No está disponible en todas las entidades, por lo que debes averiguar cuáles son tus opciones.

4. Uso del AFP

Una de las formas que te puede ayudar a acceder al crédito en caso de no contar con la cuota inicial es a través de la disposición de tus fondos de AFP. Utilizando el 25% puedes completar la cuota inicial para el inmueble y facilitar la aprobación del crédito. Como puedes comprobar, las opciones son muchas y están disponibles para que por fin puedas cumplir con el sueño de la casa propia.

Por supuesto, es necesario que te informes y compares con cuidado las alternativas, pues la más mínima diferencia en las tasas de interés juega un gran papel en un crédito de gran tamaño como el hipotecario. 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.