¿Están mis ahorros siempre seguros?

Enviado por Enrique Diaz el Lun, 24/01/2011 - 13:04
Conozca cuán seguro están sus ahorros en una institución financiera.

Rosa, una esmerada profesora de primaria, ha acumulado con mucho esfuerzo algunos ahorros que ahora atesora con cuidado. Observa con agrado pero a la vez con inquietud que el número de entidades financieras donde puede depositar sus ahorros, ha crecido. Siente que eso es bueno para ella, pero no está segura si puede confiar en todas por igual. Ha escuchado que hay una especie de seguro que los protege pero desea saber cuán cierto es ello.

En efecto, las instituciones financieras supervisadas por la SBS están cubiertas por el Fondo de Seguro de Depósitos (FDS). El cual tiene por objetivo primordial, proteger los recursos de los ahorristas en caso la entidad financiera donde depositaron su dinero vaya a ser liquidada o disuelta, es decir, deje de operar regularmente. Esto significa que la señora Rosa puede tener cierta tranquilidad al respecto; sin embargo, existen puntos cruciales a considerar.

En principio, si bien el FDS brinda cobertura a los depósitos de cada ahorrista en cuentas de ahorro, cuentas corrientes, CTS, a plazo, entre otras, este seguro sólo se responsabiliza de los depósitos en bancos, cajas municipales, cajas rurales y financieras supervisadas por la SBS. Además, la cobertura del fondo no es ilimitada, sino que trimestralmente se establece un monto máximo de aseguramiento. Para la comodidad de Rosa, este monto ha venido incrementándose sostenidamente desde 1991 y a la fecha, el FDS se responsabiliza por hasta 85,793 nuevos soles por persona en cada empresa miembro del Fondo. Este monto incluye los intereses generados por los depósitos que haya efectuado cualquier ahorrista.

Acceder al mencionado seguro no representa costo adicional para el ahorrista, pues son las propias entidades financieras, autorizadas por la SBS a captar depósitos del público, quienes deben pagar primas trimestrales de manera obligatoria. Esto sin duda fue una buena noticia, pero todavía con cierta cautela doña Rosa se pregunta qué depósitos son ajenos a la cobertura del FDS.

Al respecto, el fondo no garantiza los depósitos de quienes durante los dos años previos a la declaración de disolución y liquidación, se hubieren desempeñado como directores o gerentes de la entidad financiera, y de las personas pertenecientes a los grupos económicos que tengan participación mayor al 4% en la propiedad de la empresa, siempre que hayan participado directa o indirectamente en su gestión. Tampoco lo están los depósitos de personas vinculadas a la empresa, sus accionistas, personal de dirección y de confianza.

Otro interesante detalle es el referido a las cuentas mancomunadas. Si la señora Rosa decidiese finalmente mancomunar su cuenta de ahorros con su esposo, Don Pedro, cada uno de ellos tendría derecho a recibir en devolución por parte del FSD hasta el límite de aseguramiento (171 586 soles entre ambos).

A pesar de lo señalado, el FSD no sustituye el buen juicio y la responsabilidad de los ahorristas, pues ello no implica que todas las entidades financieras supervisadas serán igualmente seguras y sólidas. Así, tenemos que la probabilidad de que un banco o una financiera quiebre, se reduce en la medida que éste tenga mayor respaldo (patrimonio) y mejores políticas prudenciales, como las que se reflejan en sus provisiones. Al respecto, se debe saber que las empresas calificadoras de riesgo evalúan estos factores y emiten su opinión acerca del riesgo crediticio de cada institución financiera (es decir, probabilidad de que no honre sus obligaciones). Estas opiniones se emiten por medio de una escala (como las notas) y nos permiten saber cuáles son las más sólidas.

Por otro lado, el FSD ha venido acumulando recursos en base a las primas que pagan sus asociados (instituciones financieras supervisadas), y en la actualidad administran más de 938.5 millones de soles, un monto nada despreciable, pero relativamente pequeño si lo comparamos con los más de 113 mil millones de soles en depósitos vigentes en el sistema financiero. Visto desde este punto, el FDS sólo podría respaldar a menos de 1% del total del sistema financiero. Por lo que debe notarse que el fondo podría cubrir individualmente el total de depósitos de algunas entidades financieras, particularmente las más pequeñas; pero no podría hacerlo fluidamente si más de uno o varias entidades requiriesen de su apoyo simultáneamente.

Por tanto, las cientos de Rosas que se preguntan acerca de la seguridad de sus ahorros, pueden estar más tranquilas al saber que existe un Fondo de Seguro de Depósito que permitirá devolverles su dinero en caso algún banco, financiera, caja municipal o caja rural se encontraran en insolvencia. Ello, sin embargo, no sustituye al cuidado que todo ahorrista debe ejercer al elegir una entidad financiera. Siempre es importante conocer sobre su fortaleza financiera pues sólo ello evitará que enfrentemos situaciones adversas. Por ejemplo, una crisis financiera que se generalice impediría que el FSD pueda atender oportunamente a todos los eventuales perjudicados. Afortunadamente, esa crisis parece por ahora un riesgo lejano, pero nunca está demás ser precavido.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios