La fórmula para afrontar los gastos inesperados

Enviado el Vie, 26/06/2015 - 00:00
El fondo de emergencias es ese salvavidas silencioso que necesitamos para estar tranquilos.
gastos de emergencias

De un día para otro puedes perder tu trabajo, sufrir un accidente que te deje incapacitado, un robo grande o la enfermedad de algún miembro de la familia. Todas estas cosas son desafortunadas, pero posibles y lo que debes preguntarse es cómo desembolsar el dinero necesario para esa emergencia sin entrar en pánico.

Ahí es donde sale a relucir el fondo de emergencia, que es un monto de dinero destinado para atender estos sucesos sin desestabilizar tu situación económica.

Características del fondo de emergencia:

- Se recomienda que tenga el valor de tres a seis sueldos.
- Es mejor guardarlo en una entidad financiera que bajo el colchón, pues ahí tu dinero no crece y hay una mayor tentación de usarlo.
- Para guardarlo en el banco, debes tener una cuenta diferente a la del gasto, ya que ese dinero no debe tocarse. Lo ideal es escoger la cuenta que mayores intereses te pague, de manera que el dinero crece poco a poco. El comparador de ahorros de Comparabien te ayuda a comparar las cuentas disponibles, con todos sus costos y beneficios. Así podrás elegir la que más te conviene.

¿Cómo juntar un monto de emergencia?

1. Mira tu presupuesto (si no tienes uno, aprende a elaborarlo aquí) y realiza algunos ajustes para que puedas ahorrar el 10% de tu sueldo. Si esta cantidad es un poco difícil de lograr, empieza con el 5%.
2. Establece el monto que deseas alcanzar y la fecha tentativa en que deberías haberlo alcanzado.
3. Conforme el dinero crezca, abre un Depósito a Plazo Fijo. Las tasas que pagan son más altas que las del banco, lo que le dará un mayor crecimiento al dinero. Aquí, el comparador de DPF juega a tu favor porque después de usarlo terminarás escogiendo la tasa más alta en lugar de elegir lo primero que te ofrezcan.
4. Por último, cuando alcances la meta, mantén el dinero en crecimiento solicitando un DPF o invirtiendo en fondos mutuos. Sin embargo, debes tener cuidado con los plazos, ya que la intención del fondo de emergencia es que esté disponible SIEMPRE.
5. Si llegas a usar los fondos, inicia nuevamente el plan hasta lograr reponer el dinero y estar listo ante otra posible emergencia.

No te confundas, el fondo de emergencia busca ayudarte a atender situaciones inesperadas. Pero si lo que tú quieres es algo muy diferente, como juntar la cuota inicial de tu casa propia, hay otras maneras.

Por último, si sabes que esto es importante pero te consideras un cero a la izquierda en cuanto al ahorro, esta guía para malos ahorradores te cambiará la mentalidad.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

También puede interesarte:

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.