Guía rápida para saber qué hacer con una tarjeta que no solicitaste

Enviado el Lun, 04/04/2016 - 12:30
Se trata de una situación que muchos han enfrentado y no han sabido manejar. Lee esta mini guía para saber qué debes hacer cuando vuelva a pasar.
Guía rápida para saber qué hacer con una tarjeta que no solicitaste

Así como muchos ponen todo su empeño en obtener una tarjeta de crédito que muchas veces es negada, también ocurre que de la nada, un banco o entidad envía un plástico a su casa y le notifica que fue aprobada… pero usted no la había solicitado. La pregunta es, ¿debo aceptarla? ¿Genera algún riesgo?

Por una parte, podemos alegrarnos porque eso significa que estamos bien en el sistema financiero. Pero cuando el plástico llega a casa sin haberlo aceptado previamente vía telefónica, debemos estar alertas. Estos son algunos consejos de Marcelo Mundaca, Gerente de Negocios de Comparabien:

Cómo proceder:

1. No recibirla
No firme nada y diga explícitamente que no la desea.

2. Llame al banco
Explíqueles que recibió una tarjeta que no había solicitado ni aceptado, y que no desea tenerla. En caso

¿Genera gastos?
Inicialmente no, porque no la hemos usado. Pero luego de un año de tenerla guardada, la tarjeta procederá a renovarse, por lo que el costo de renovación sí generará un gasto y a pesar de nunca haberla usado, ya tiene una deuda.

¿A quién puedo recurrir?
La empresa que defiende a los consumidores es Indecopi, por lo que deberá presentar un reclamo. Sin embargo, esto también es inversión de tiempo y dinero en papeleo, por lo que lo más aconsejable es respetar el paso 1 y 2, y no quedarse con la tarjeta.

¿Y si la quiero aceptar?
Aceptar todas las llamadas implica que tendremos una tarjeta nueva por cada llamada. Si la quiere aceptar, debe tener en cuenta la tasa de interés y también el costo de renovación así como las condiciones para que ese costo sea exonerado (consumir un monto mínimo o algo relacionado).

Recuerde, no siempre las tarjetas que se “pre-aprueban” son las mejores. Muchas veces las tasas son altas y no le ofrecen muchos beneficios. Lo ideal es que siempre pueda comparar todas las tarjetas y luego de hacerlo, elija y solicite.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.