La importancia de pagarse a sí mismo

Enviado el Lun, 07/03/2016 - 15:17
¿Le suena la idea? Si no, no puede dejar de leer esto.
La importancia de pagarse a sí mismo

Trabajamos cinco o seis días a la semana durante ocho horas (o más), muchas veces no necesariamente haciendo cosas que nos gustan, pero lo hacemos para poder afrontar los gastos que tenemos y alcanzar diferentes metas. A cambio de eso, recibimos un pago muy esperado durante todo el mes: nuestro sueldo.

Pero ese no es su único trabajo. Fuera de la oficina, se prepara la lonchera todos los días (o la de los suyos), se preocupa por las cosas de la casa, incluso puede que se encargue de todas las tareas y además, administra la distribución de su sueldo a fin de pagar todas sus obligaciones. ¿Y quién le paga por eso? La respuesta es nadie pero debería ser “usted”.

“Pagarse a sí mismo” es un término para recompensarse por la buena labor que realiza mes a mes cumpliendo no solo con su trabajo “oficial”, sino con el que empieza después de las 6pm. Pero, ¿será importante hacerlo? Lo es, pues al darse un pequeño reconocimiento, es como si estuviera renovando los ánimos para continuar con ese buen trabajo por el siguiente mes.

La recomendación es que se pague a sí mismo con un porcentaje que varíe entre el 10% y 20% de su sueldo, dependiendo de cuánto de su sueldo le queda luego de cumplir con sus obligaciones. Ahora, no significa que se pagará todos los meses solo para gastar el dinero. La idea es que ese “pago” pueda ser el ahorro que usted guarda mes a mes; quizás cada dos meses pueda optar por gastar una parte, pero principalmente, la idea es que este hábito se convierta en una forma dinámica de motivar el ahorro y la buena administración de su sueldo, así como que realice sus tareas habituales de manera más feliz.

Está demostrado que obtener una recompensa levanta el ánimo a cualquiera y no es necesario que alguien más se la dé para que usted pueda disfrutar de eso. Páguese a sí mismo y ahorre ese dinero con expectativa de cumplir una meta. Por supuesto, ahórrelo en una entidad que le pague buenos intereses, así verá cómo crece mes a mes. Para escoger el banco o caja con las tasas más altas, puede utilizar el comparador de ahorros de Comparabien.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.