¿Es una locura pedir un préstamo para los gastos escolares? 3 razones para hacerlo

Enviado por Equipo Comparabien el Mar, 12/02/2019 - 10:06
Al acercarse la mitad del verano, es inevitable que los padres comiencen a pensar en marzo y en lo que eso implica. El regreso de los niños al colegio, los pagos de matrículas, mensualidades y la temible lista de útiles.

Aunque no lo creas, estos gastos pueden ocasionar un desbalance en el presupuesto del mes, por lo que es necesario que tomes en cuenta cuánto dinero necesitarás y evalúes si necesitarás ayuda extra. Pero ¿realmente es posible solicitar ese tipo de ayuda? No solo es posible pedir un préstamo personal para cubrir estos gastos, sino que  también es recomendable y estas cuatro razones explican por qué:

1. Si tienes varios hijos, evitarás quedar con la billetera vacía
Si tienes más de un hijo, los gastos de las listas de útiles, uniformes, entre otros, fácilmente pueden ocupar todo un sueldo. Al recurrir a un préstamo personal, puedes asumir el gasto sin arriesgarte a quedar sin dinero para una emergencia.

2. Unes todos los gastos escolares en uno
Si tu opción era fraccionar los pagos en cuotas utilizando diferentes sistemas, terminarás pagando de más. La alternativa más adecuada es unirlos y cancelarlos con una sola fuente, de manera que no tendrás que cubrir gastos de comisiones, seguros, etc.

3. Continuarás el pago en meses de menor calma
Los siguientes meses volverás a la calma de siempre y no tendrás tantos gastos como los que se presentan en esta época, por lo que tu presupuesto estará más holgado y podrás asumir tranquilamente el pago de la cuota mensual. Al pedir un préstamo, puedes elegir un número de cuotas adecuado y pagar fraccionadamente el gasto escolar, sin necesidad de desembolsarlo de una sola vez.

4. Puedes conseguir mejores condiciones que con tu tarjeta
Si pensabas financiar los gastos con tu tarjeta, debes considerar que las tasas de interés quizás no sean las más bajas, además, que el monto total puede llevarte a consumir casi toda tu línea de crédito, perjudicando tu imagen ante los ojos del banco. Los préstamos personales se caracterizan por tener tasas más bajas, ocasionando que pagues menos intereses.

La idea de utilizar un préstamo para cubrir los gastos escolares es que puedas fragmentar el pago en cuotas más accesibles y no te veas ahogado en deudas. Recuerda que existen muchas alternativas y campañas vigentes, por lo que es ideal que compares las opciones antes de solicitarlo.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios