Manejar estando embarazada: 5 recomendaciones

Enviado el Mar, 21/06/2016 - 12:03
El embarazo no es un motivo para dejar de manejar, pero sí se deben tener en cuenta ciertas medidas para que sea lo más seguro posible.
Manejar estando embarazada: 5 recomendaciones

Al contrario de lo que muchos creen, el embarazo no es una etapa en la que una mujer debe dejar de hacer todo tipo de cosas, sino que debe un poco más de cuidado en algunas, o simplemente modificar la forma en la que las realiza. Una de las actividades que entra en esta lista es manejar.

Entonces, ¿qué se debe tener en cuenta cuando una mujer embarazada va a empezar a manejar?

1. Evita manejar grandes distancias o durante muchas horas por día. Si es necesario que lo hagas, toma descansos y camina un poco para evitar problemas.

2. Acomoda tu asiento lo más lejos que puedas del volante, pero que a la vez te permita alcanzar los pedales. La idea es que el timón no te presione el abdomen. Si de todas maneras sientes molestias y tu barriga roza el timón, no es recomendable que manejes.

3. El cinturón de seguridad debe estar puesto entre los senos y abrochado debajo del abdomen, de manera que no moleste al bebé. Por nada del mundo conduzcas sin abrocharlo. Tanto en los tres primeros meses como en el cuarto trimestre, tener el cinturón en la posición correcta es fundamental. Incluso hay empresas que producen cinturones vehiculares para embarazadas, que buscan brindar la máxima comodidad posible a las gestantes.

4. No utilices tacos mientras conduces. De por sí, el cansancio del embarazo hace difícil la conducción; esto, sumado a la molestia e hinchazón que pueden producir los tacos a tus pies, haría la situación más difícil.

5. Antes de empezar a manejar, consulta a tu médico si es recomendable hacerlo. A pesar de que no tenga nada de malo, hay embarazos donde se han presentado ciertas condiciones que hacen que esta actividad no sea adecuada.

Por último, aunque siempre es importante el seguro vehicular, estando embarazada es un MUST. Es decir, no puedes manejar sin él. Si te preocupa que sea un gasto que deje tu billetera vacía, intenta comparar las opciones y así escogerás no solo la más cómoda sino la que te ofrezca más beneficios.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.