¿Mujer y buena en finanzas? ¡Por supuesto!

Enviado el Vie, 06/03/2015 - 14:49
A pesar de que en el día a día algunas mujeres sean menospreciadas cuando de números se trata, está demostrado que son muy buenas administradoras. Recibe aquí cinco imperdibles consejos para poner esto en práctica.
¡Feliz día de la mujer!
mujer de finanzas

Aun en estos días una mujer sigue ganando menos que un hombre por realizar la misma tarea, teniendo los mismos y hasta más títulos. Sobre todo en el sector de las finanzas, pareciera que la gente confiara más en lo que se dice si es que viene de boca de un hombre. Y es que cuando de números se trata, muchos se dirigen a ellas como si no tuvieran idea del tema.

Incluso, en muchos casos las que se menosprecian son las mismas mujeres. Muchas de ellas dependieron de sus padres durante sus primeros años y al llegar al a juventud se casaron y empezaron a depender de su esposo. Nunca se les cruzó por la mente que los temas monetarios les serían de ayuda y cuando tienen que enfrentar situaciones como divorcios, ausencia de su pareja o viudez, no saben cómo empezar.

Así que si ya estás cansada de escuchar burlas y/o comentarios llenos de desconfianza cuando de temas financieros se trata o nunca prestaste atención a tus finanzas y quieres empezar a hacerlo, te damos 5 consejos para que rompas los estereotipos y te hagas cargo.

1. ¡Deja de menospreciarte!

Es increíble darse cuenta de que aún hay mujeres con comentarios como “Yo no sirvo para esto”, “mi esposo debe manejar todas las cuentas” o “sacar cuentas no es para mí”. ¡Atrévete a hacerte cargo de las finanzas de tu hogar! Si eres casada, no le dejes esa carga a tu esposo por pensar que tú no serías de ayuda, recuerda que dos cerebros piensan mejor que uno y ambos pueden hacer un buen trabajo juntos.

Si eres soltera, ¿qué te impide tomar una calculadora y sacar tus propias cuentas? El dinero y tú no son una mala combinación. No importa cuántas veces te lo hayan dicho, tú tienes la última palabra en tu vida económica.

2. Prepara un presupuesto

Siempre hemos escuchado que las mujeres solo nos dedicamos a gastar y a veces ¡vaya que sí es cierto! Pero eso no tiene que ver con el género sino con una falta de control en nuestros gastos. Ya sea que se trate de una madre de familia, estudiante universitaria o mujer mayor, ¡tener un presupuesto ayudará a establecer un orden! Organiza tus gastos y empieza a tener un control de todo lo que entra a tu bolsillo y también de todo lo que sale.

Si quieres conocer algunas recomendaciones para organizar tu propio presupuesto, puedes verlas aquí.

3. Dile no a las “compras impulso”

Siempre dicen que las mujeres somos descuidadas al momento de utilizar las tarjetas de crédito porque apenas vemos una oferta queremos abalanzarnos sobre ella. Empieza a cambiar esos hábitos. Planifica meses en los que puedes realizar algunas compras y otros meses en los que solo ahorrarás, establecer un control te permitirá tener dinero para emergencias y más.

4. Atrévete a invertir

De acuerdo a Kim Kiyosayi, autora de Mujer Millonaria y esposa de Robert Kiyosaki (escritor de Padre Rico, Padre Pobre), la mejor forma de crecer financieramente es reemplazar el “ganar-consumir” por “ganar-invertir-consumir”. Busca ideas para hacer crecer tus ahorros y anímate a ponerlas en práctica.

5. No tengas miedo de empezar tu propio negocio

En todos los países tenemos ejemplos de mujeres que han sabido poner en práctica sus habilidades y tuvieron éxito al emprender su propio negocio. Eso no es “cosa de hombres”, se trata de poner en práctica las 3 P: perseverancia, planificación y pasión.

Te animamos a estar orgullosa de quién eres y a romper esos mitos que pretenden alejarnos del dinero solo por ser mujeres. Recuerda, la educación financiera no se trata de si eres hombre o si eres mujer. Todos pueden ser buenos en finanzas personales, solo hay que estar dispuestos a aprender y a poner en práctica los consejos recibidos.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.