¿Te regalaron dinero y quieres hacerlo crecer? 3 opciones que te llamarán la atención

Enviado por Equipo Comparabien el Dom, 11/08/2019 - 09:40
Si llegó un monto de dinero inesperado a tus manos, antes de gastarlo, pregúntate si es momento de hacerlo crecer y generar más ganancias. ¡Existen muchas opciones para ti!

Sin duda, una de las mejores situaciones de la vida es cuando, de la nada y sin razón aparente, algo de dinero cae en tus manos. Ya sea por ganar un premio, recibir un regalo, un bono en el trabajo, entre otros. Si eso te ha pasado alguna vez, has experimentado la sensación de sorpresa, mezclada con alivio y emoción, después de todo, ¡a nadie le cae mal recibir un monto extra!

Una vez que superas la emoción, es momento de decidir qué harás con el dinero. Si estás pensando en gastarlo todo, quizás deberías considerar hacer algo distinto esta vez. Conforme los años pasan, saber cómo puedes hacer crecer tu dinero será algo que te beneficiará, y qué mejor que empezar a ponerlo en práctica en una situación como esta.

Entonces, en lugar de gastarlo, deberás ejecutar la operación “Crecimiento al máximo”. ¿Cómo lograr que tenga éxito? ¿Qué opciones puedes escoger? ¿Necesitas ser un conocedor de las finanzas para lograrlo? ¡Tranquilo! Hay muchas dudas, pero lo cierto es que no necesitas ser todo un experto para tener claro qué escoger, basta con informarte y entender qué alternativa le corresponde más a tu perfil.

1. Cuenta de ahorros
Esta opción es la más básica. La idea es que escojas una cuenta con la rentabilidad más alta, es decir, la mejor tasa de interés. Esto significa que mensualmente recibirás intereses por el monto de dinero que tengas en el banco. Algo que debes asegurar es que no te cobren mantenimiento, ya que de otra manera tu dinero empezará a reducirse. Si obtienes más ingresos que quieres ahorrar, puedes depositarlo cuando desees y seguir obteniendo intereses.

2. Depósitos a plazo fijo
Los DPF son otra de las opciones más famosas. En este caso, es posible obtener tasas de interés más altas que con las cuentas de ahorro, pero el truco está en que la cantidad que deposites no podrá ser retirada hasta que se cumpla el plazo que elijas. Este puede ir desde meses hasta uno o más años. Los intereses pueden ser abonados mensualmente o al final de todo el periodo, dependerá de cómo lo solicite el usuario.

Si no planeas utilizar el dinero durante un buen tiempo, esta opción es una buena alternativa para ti. Una vez que se cumpla y recibas los intereses, puedes renovar el DPF por un periodo más y así tu dinero seguirá creciendo. Como siempre, cada alternativa tiene condiciones diferentes como montos mínimos, tasas de interés, etc., y deberás escoger la que más te convenga.

3. Fondos mutuos
Esta es otra opción si lo que buscas es elevar un poco más la rentabilidad y estás dispuesto a arriesgarte. Las alternativas anteriores eran las más seguras del mercado, sin embargo, el panorama cambia un poco cuando entramos a los fondos mutuos, ya que no se especifica a cuánto ascenderá la ganancia final. Una de las cosas para resaltar es que las empresas que administran los fondos mutuos ofrecen la asesoría necesaria para que esta inversión crezca. Se trata de aportes voluntarios que luego son utilizados en el Mercado de Capitales.

Al invertir, es necesario elegir un tipo de fondo teniendo en cuenta tu perfil, por ejemplo, conversador, moderado o arriesgado. Luego toca elegir el tipo de portafolio que se adecúe a tus necesidades. Esto tiene que ver con el motivo para el que inviertes el dinero. Puedes hacerlo para financiar tu maestría en el plazo de tres años, o para irte en un Eurotrip en un año. Lo que busques determinará cuánto tiempo tienes para invertir y en qué productos sería mejor hacerlo.

Algo que mucha gente suele pensar con respecto a esto es que probablemente puedes empezar a invertir si tienes un gran monto de dinero, pero ¿sabes cuánto es lo que se necesita? ¡En algunos casos se inicia con s/.500 o $200! Dependerá también de la entidad que elijas para invertir.

4. Estudios, cursos y otros
Otro tipo de inversión que definitivamente trae recompensas tiene que ver con invertir en tus estudios. Quizás no veas los resultados en cantidades específicas, pero estar más preparado permite que puedas acceder a mejores puestos, o incluso realizar otro tipo de labores de manera independiente. Por lo que es también una opción que vale la pena evaluar.

¡Y ahí lo tienes! Cuatro opciones interesantes en las que puedes invertir el dinero extra que recibiste, sin arrepentirte ni gastarlo en un capricho.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios