¿Tienes más de 20 años? Aprende cómo empezar tu fondo de emergencia

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 14/08/2019 - 10:04
Ser joven no significa que no tendrás que afrontar situaciones difíciles e inesperadas, y para resolverlas, contar con un fondo de emergencias te ayudará. Aprende todo lo que necesitas para hacerlo.

Las emergencias son impredecibles. Situaciones que nos toman por sorpresa, como un despido, un accidente, alguna enfermedad, entre otras, y que sí o sí deben ser atendidas. Estas situaciones pueden arruinar nuestro presupuesto, ya que normalmente uno no está preparado para el desembolso de dinero que suponen.

Es por eso que la idea de tener un fondo de emergencia se vuelve tan importante, ya que permite que, en caso de que surja alguna emergencia, puedas afrontarla con tranquilidad y evites pasar un mal rato por no contar con el dinero necesario. Todos saben que no saber cómo pagar por algo importante es muy frustrante, además de producir ansiedad, y al tener un fondo de emergencia, eso no te sucederá y te sentirás preparado.

Pero, ¿por qué hablamos de los veintes? Básicamente, porque es la edad a la que muchos empiezan a trabajar, y desde que se inicia en el primer trabajo se debe tener en cuenta lo importante del fondo de emergencia e iniciarlo. ¿Qué debes tomar en cuenta para lograrlo? ¡Presta atención!

Punto 1: Cuánto debes ahorrar mensualmente
En primer lugar, dependerá mucho de tu presupuesto y de las obligaciones que tengas. No es necesario que intentes ahorrar un 50% de tu sueldo; por el contrario, muchos expertos recomiendan que ahorres entre el 10% al 20%, y si eso es muy retador, que empieces por el 5%. Entonces, si ganas 1 500 soles, podrías separar 100 soles para tu ahorro regular (el que utilizas para todas tus otras metas) y 50 soles para tu fondo de emergencia. Si actualmente no tienes muchas obligaciones, puedes aprovechar incluso para ahorrar un poco más.

Punto 2: A cuánto debe llegar tu fondo de emergencias
Muy bonito lo de ahorrar, pero ¿debes hacerlo por siempre? Tranquilo, la recomendación es que el monto ideal para un fondo de emergencias es el equivalente a seis meses de sueldo. De esta manera, tu fondo te alcanzará para cubrir incluso situaciones costosas. En caso de un despido, por ejemplo, podrás utilizar el dinero mientras consigues un nuevo trabajo, sabiendo que tienes lo suficiente para cubrirte por algunos meses.

Punto 3: Cómo funciona
La idea es que, si llegas a utilizar tu fondo de emergencias para algo, no significa que se acabe todo, lo ideal es que una vez la situación se estabilice, vuelvas a completar tu fondo, para que se mantenga con el dinero necesario para cubrirte por seis meses.

Punto 4: Para qué sirve un fondo de emergencias
Este ahorro trae consecuencias positivas, entre ellas, que no tendrás que endeudarte en caso de situaciones inesperadas como un despido, algún problema de salud, un accidente o si algo en casa se malogra.

Por otro lado, no tendrás que usar el dinero ahorrado para otras metas. Supongamos que ahorraste para un viaje a Europa, y de pronto, tu laptop se malogra, y necesitas arreglarla para continuar tu trabajo. Si tienes un fondo de emergencias, no tendrás que utilizar parte del dinero que ahorraste para tu viaje, sino que recurrirás al fondo.

Punto 5: Hazlo crecer
Algo que sí o sí debes tener en cuenta es que el dinero debe ser depositado en una cuenta que te pague buenos intereses, de esa manera continuará creciendo y te ayudará a ganar más intereses. No es recomendable colocarlo en un Depósito a Plazo Fijo, porque la idea es que puedas retirar el dinero en el momento en que necesites hacerlo y con un DPF se debe respetar el contrato. Entonces la alternativa es buscar una cuenta de ahorros con una tasa elevada, en un banco, financiera o caja de ahorros.

Punto 6: Empieza desde joven
Es importante empezar a temprana edad a juntar este fondo, ya que inicialmente uno suele no tener tantas responsabilidades. Conforme pasa el tiempo y envejeces, aparecen nuevos pagos y cosas, por lo que el dinero disponible para el ahorro puede reducirse. Mientras puedas, aprovecha para ahorrar un buen porcentaje, y así no te costará trabajo llegar a reunirlo.

Por último, recuerda que mientras cambias de trabajo y ganas más, el total del fondo de emergencias debe actualizarse. Debe ser equivalente a seis meses de tu actual salario. De nada servirá que tengas ahorrados seis meses de tu primer sueldo, ya que no es la cantidad que actualmente utilizas para cubrir tus obligaciones.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios