Tres situaciones en las que tener seguro vehicular te salva el bolsillo

Actualizado el 22 de Septiembre 2015
Tres situaciones en las que tener seguro vehicular te salva el bolsillo

El seguro de auto no solo sirve para los accidentes catastróficos que pueden hasta costarte la vida. Por el contrario, la ventaja de tener un seguro es que pase lo que pase, estarás protegido y también tu auto.

Cuando vemos los costos de asegurarnos normalmente pensamos que será un gasto en vano pues somos buenos conductores y no nos veremos envueltos en algún fatal choque o colisión; sin embargo, no todo depende de nosotros, ya que hay mil y un situaciones que pueden afectarnos sin que tengamos la culpa.

Lista de Productos Sugeridos

Productos Recomendados:

Seguros Vehiculares

Mapfre Peru

Mapfre Premium Red Preferente

desde $ 25 mensual

Prima anual: desde $ 304
Cobertura máxima: $ 150,000

Quálitas Seguros

Quálitas Porcentual

desde $ 29 mensual

Prima anual: desde $ 347
Cobertura máxima: $ 180,000

Rimac Seguros

Rimac Plata

desde $ 35 mensual

Prima anual: desde $ 414
Cobertura máxima: $ 100,000

Aplican condiciones según las especificaciones de cada producto

Algunas situaciones inesperadas pero comunes, son las siguientes:

1. Un peatón descuidado

Manejas de lo más tranquilo cuando un transeúnte salta a la pista y cruza corriendo, impidiéndote frenar a tiempo. Puede que lo esquives y dobles de manera brusca, haciéndote chocar el auto o puede que haya un atropello. De cualquier manera, a pesar de que haya sido su culpa por cruzar de esa manera la pista, igual tendrás que pagar por los gastos del accidente, así como la reparación de tu auto.

2. El robo de tu auto

Te fuiste dos segundos e incluso dejaste le auto encargado con el cuidador. Sin embargo, al regresar no hay nada y el señor no aparece por ningún lado. No fue tu culpa, pero ¿quién te devolverá el auto? Si estás asegurado, puedes recurrir a la cobertura de pérdida total de tu seguro y te darán el dinero para comprar un auto nuevo, pero si no, ¿tendrás que volver a los buses y taxis?

3. Conductor imprudente

Alguien manejaba ebrio o bajo los efectos de las drogas, giró donde no debía, no se detuvo cuando tenía que hacerlo y terminó chocando a varios autos, entre ellos el tuyo. Como resultado: dos abolladuras y una luna rota. Para colmo de males, el chofer se dio a la fuga.

La buena noticia es que la póliza de tu seguro también cubre eso. ¿Lo ves? Estar asegurado representa protección ante cualquiera de estas o más situaciones. No te quedes pensando que es un gasto muy caro y compara los seguros de auto del mercado usando el comparador de Comparabien. Solicita el que te ofrezca lo mejor y al mejor precio.

 

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.