3 puntos básicos para entender la relación tiempo-interés al pedir un préstamo

Enviado por Equipo Comparabien el Vie, 14/12/2018 - 09:17
Lo que tienes que saber es que fijar la menor cuota, sin importar el plazo, no es lo que más le conviene a tus finanzas.

Al solicitar un préstamo, uno de los puntos más importantes -y en el que más personas fallan- tiene que ver con el plazo a elegir. El error básico es buscar cuánto es lo mínimo que se puede pagar y firmar el contrato en el acto, sin siquiera darle una mirada a la cantidad de intereses que se producirán de esa manera.

Lo cierto es que muchas personas desconocen cómo se calculan los intereses y no saben que pueden solicitarlo a la persona que los está asesorando en el banco. Lo ideal es que tengas claro todos los términos antes de elegir el plazo. Además, algo que también te ayudará a entender la importancia del tiempo que eliges, son estos tres puntos:

1. La relación es directamente proporcional:
¿Qué significa esto? Que, a mayor tiempo, más intereses; es decir, mientras más te demores en cancelar el préstamo, se producirán más intereses y tu bolsillo los asumirá. Al entrar en esta dinámica, pedir un préstamo personal deja de ser un buen negocio, sobre todo si es que, en realidad, sí estás en la capacidad de asumir un pago mayor.

2. Debes buscar un equilibrio:
Es decir, elegir una cuota que no sea ni la más mínima, ni una impagable. Esto es lo ideal pues, aunque no tendrás toda la liquidez que esperas, tampoco estarás ahorcado y podrás asumir el pago de la cuota con tranquilidad. En cuanto al préstamo, lo terminarás de pagar en un plazo medio.

3. Es mejor para tu cerebro:
Liberarte de una deuda en un plazo corto o mediano, no solo es bueno con tu bolsillo -se producen menos intereses-, sino que también te permite disfrutar de la sensación de estar libre de deudas y no sentir que el pago se vuelve eterno. Muchos llegan a cansarse de pagar mes a mes sin ver avances y ahí es cuando se producen los atrasos o simplemente, empiezan a pensar que los préstamos y las finanzas no son para ellos.

Lo mejor que puedes hacer es tomar en cuenta estas variables y, por supuesto, buscar una entidad financiera con una tasa de interés atractiva, de esta manera, así tengas que dividir tu préstamo en varias cuotas, los intereses que se producirán no serán alarmantemente altos.

Johanna Bernuy | Periodista y Blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios