Cómo hacer un Flujo de Efectivo para llevar en orden tus finanzas

Enviado el Vie, 01/04/2016 - 17:04
Cómo hacer un Flujo de Efectivo para llevar en orden tus finanzas

Así como las empresas pueden planear sus finanzas, las personas también lo deben hacer con el objetivo de evitar riesgos y sorpresas. El flujo de caja personal es una herramienta indispensable para administrar tu dinero, ese dinero que generas como ingreso en un periodo determinado, por tus rentas, tu salario, tu negocio, etc. La pregunta es ¿Para qué nos sirve? Cobra vital importancia en nuestro día a día, porque el análisis del flujo de caja nos permite detectar problemas a tiempo y además cuando se proyecta en un horizonte de tiempo nos permite determinar los futuros ingresos y egresos que experimenta una persona, tal cual es la planeación financiera en una empresa.
La Falta de liquidez también es una de los problemas que podemos identificar, pues con el flujo puedes darte cuenta si tendrás el efectivo suficiente para cubrir tus gastos.
En este caso el realizar un flujo de caja personal te servirá para conocer cuánto dinero tienes y en qué activos los tienes distribuidos; una cuenta de ahorro u otros instrumentos de inversión. De igual manera te sirve para detectar excedentes, lo cual puede convertirse en una oportunidad para hacer crecer ese dinero. En términos más técnicos, sirve para analizar la viabilidad de proyectos para incrementar tu capital.
Los ingresos se refieren a todo el dinero que generas de forma diaria, semanal, quincenal o mensual. Los egresos o gastos son todo el dinero que se requiere para que operes, los cuales incluyen tus necesidades vitales como vestir, comer, gastos del hogar, transporte, pagos de créditos, seguros, etc.

¿Cómo elaborarlo?
1. Recuerda que aprovechando las ventajas del Excel, podrás adicionar o retirar las filas que se necesiten (tanto en la sección de "Entradas" como en la sección de "Salidas" de efectivo) y de esa forma puedas personalizar esta herramienta. Además las celdas de sub totales y totales son automáticas.
2. En las filas colocarás los ingresos y egresos según tus necesidades y realidad.
3. En las salidas está considerado el importe que debes colocar para destinar al ahorro (mínimo el 10% de sueldo bruto).

¿Cuáles son los escenarios posibles?
1. Si tus ingresos son menores que tus gastos, estás en problemas pues vives de prestado para cubrir algunas necesidades.
2. Si tus finanzas están equilibradas, cualquier imprevisto puede sacarte de balance.
3. Si tus ingresos son mayores que tus gastos: tienes la oportunidad de ahorrar, así como hacer frente a imprevistos y lograr tus metas.

Este debería ser el escenario al que todos debemos aspirar.
Según tus resultados tendrás que ajustar tu balance y realizar un plan de ahorro para que logres estar en el escenario ideal.
Para mejorar un flujo de caja en el ámbito empresarial es necesario reducir costos, en el caso de una persona se trata de gastar menos de lo que percibes. Para ello es necesario que tengas cálculos exactos, además es importante que reduzcas gastos. En este caso puedes verificar cuáles de tus gastos no son vitales para eliminarlos y comenzar a hacer un flujo de egresos diarios (anotar todo lo que gastas, desde la compra de un caramelo hasta la de un pantalón).
La puesta en marcha de esta práctica, le proporciona a la persona la facilidad de analizar las posibilidades de obtener excedentes de liquidez, pensando en el tema de ahorro, si se obtienen dichos excedentes, lo más prudente es pensar en una alternativa de inversión que permita ponerle oficio a los recursos sobrantes.
Esta práctica también nos puede servir para dimensionar el grado de endeudamiento y su afectación sobre el flujo de caja, y de esa manera la persona pueda definir su situación financiera real y diseñar un plan de contingencia si fuese el caso.
Tienes la oportunidad de empezar hoy para hacer tu flujo de caja proyectado.

RECUERDA
Tu presupuesto debe responder a las preguntas: ¿en qué y cuánto voy a gastar? Mientras que el análisis de flujo de efectivo debe responder: ¿cuándo lo voy a gastar?

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.