3 deudas buenas que vale la pena adquirir

Enviado el Lun, 05/12/2016 - 15:33
Se les conoce como deudas buenas a aquellas cosas que adquieres que, a la larga, terminan generándote una ganancia más que un gasto.
3 deudas buenas que vale la pena adquirir

Se dice que una deuda es buena cuando te permite aumentar sus ganancias o generar algún tipo de valor. Por el contrario, una deuda es mala cuando se pide prestado para pagar algo que desaparece con el tiempo o que pierde su valor.

No significa que todas las cosas que compres deban generarte alguna ganancia, pues puedes irte de viaje, comparte un carro o electrodomésticos pero la idea es que, cuando pidas dinero prestado, lo hagas para cosas o proyectos que te darán un beneficio mayor que el que estás solicitando, pues te van a cobrar intereses, es decir, estarás pagando extra.

Estos son tres ejemplos de gastos por los que sí valdría la pena endeudarse –pero siempre con moderación-:

1. Un negocio: Pedir dinero prestado para invertir en un negocio no es un gasto en vano, ya que la idea es que a la larga termine siendo rentable. En estos días ya no es necesario que sea una gran cantidad, puedes empezar con un negocio digital que quizá empiezas atendiendo a medio tiempo.

Conoce si ya tienes un préstamo preaprobado

2. Un curso, diplomado o carrera: ¡Es una buena deuda! Pues te permite aumentar tus conocimientos y potenciar tus capacidades profesionales, lo que a su vez teayudará a obtener un mejor trabajo y mayores oportunidades.

3. Un inmueble: El valor de un inmueble suele aumentar con el tiempo, dependiendo del trato que le des, por lo que califica como una buena deuda.

Si tienes en mente alguna de estas buenas deudas, ten cuidado con la institución financiera a la que le pides prestado, ya que eso podría hacer que su deuda pase de ser buena a mala, lo ideal es que las tasas no sean tan elevadas.
Para encontrar la mejor entidad y el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades, compara fácilmente todas las opciones en pocos segundos.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.