Primeros pasos para invertir en Fondos Mutuos

Enviado por Enrique Diaz el Vie, 04/03/2011 - 16:26
Los fondos mutuos se presentan como una opción bastante viable en muchos casos. Si quieres conocer más de este tema, no te despegues de este post.
fondos mutuos, inversión, ahorro, invertir

Don Prudencio, guiado por su apetito de mejores rendimientos para su dinero, decidió explorar qué otras alternativas de inversión tenía. Por lo que acudió al banco en el que tenía guardados sus ahorros y consultó con un representante qué otras alternativas le podían ofrecer pues las cuentas de ahorros no rendían tanto como él deseaba y los depósitos a plazo ofrecían mejores pagos, pero implicaban que no se podría disponer del dinero depositado. Ante esto, el representante le comentó que existía otra posibilidad: Invertir su dinero en un Fondo Mutuo.

"¿En qué consisten estos fondos mutuos?", inquirió Don Prudencio. Pues bien, los fondos mutuos son patrimonios o bolsas de recursos que se conforman con el dinero que aportan muchas personas. Este dinero es colectado por una Sociedad Administradora de Fondos Mutuos (SAFM), la cual lo invierte en diversos instrumentos financieros, como acciones, bonos, depósitos bancarios, monedas, entre otros. Esto hace posible que las personas accedan a una inversión diversificada y a la par a una gestión especializada por parte de las SAFM.

La inversión en fondos mutuos no tiene un plazo predeterminado. En su lugar cada participante puede solicitar el retiro, total o parcial, de su inversión en cualquier momento (a veces exigen un plazo mínimo de permanencia que en nuestra realidad no superan los 180 días, pero que en la mayoría de casos es de 7 días). Por otro lado, los montos mínimos para invertir suelen ser reducidos (usualmente entre US $100 o también S/.500 soles); aunque unos pocos exigen cantidades sustantivas de inversión.

Para participar en algún fondo se debe adquirir cierta cantidad de “participaciones” en el mismo. Estas participaciones se conocen como Cuota y su costo (llamado valor cuota) se comporta como el precio en libros de una acción. Esto es, se calcula dividiendo el patrimonio total del fondo entre el número de cuotas que tienen los partícipes.

Actualmente existen 52 fondos disponibles en el mercado, los que se clasifican de acuerdo al objetivo de inversión que persiguen. De esta manera, tenemos fondos de renta variable que invierten mayoritariamente en acciones; fondos mixtos, que reparten sus inversiones entre acciones y bonos; fondos de renta fija, los cuales participan invirtiendo en instrumentos representativos de deuda; y fondos de corto plazo, que se orientan a inversiones de muy corto vencimiento (un año cuando mucho).

El valor cuota evoluciona conforme lo hace el precio de cada uno de los instrumentos en los que el fondo ha invertido. Eso significa que dicho valor cambia todos los días, y a veces lo hace hacia abajo (es decir, podríamos perder durante algún tiempo). Lo que siempre se espera, y ello lo corrobora la experiencia observada, es que las inversiones del fondo tengan éxito, y por tanto el valor cuota del fondo vaya en aumento. Por ejemplo, si se suscribió una cuota de S/.100 en algún Fondo y al cabo de tres meses, la cotización de los instrumentos en los que se invirtió registró un incremento, el valor cuota se incrementará, digamos a S/. 118. En este caso nuestra rentabilidad en 3 meses habría sido 18%.

"¡Interesante!", reflexiona Don Prudencio, "pero ¿cómo elijo el fondo que me conviene?". Lo primero es identificar qué tipo de fondo me acomoda, y para ello es importante saber qué objetivos personales estoy procurando con mis ahorros. Usualmente, cuanto más lejanos son mis objetivos, puedo buscar rendimientos de más largo plazo (pudiendo tolerar pérdidas pasajeras de corto plazo) y para ello, invertir parte o todo en acciones termina brindando buenos resultados. Por otro lado, si soy muy cauteloso y conservador, de repente prefiero mantenerme en instrumentos de deuda con la expectativa más bien de ganar una tasas de interés conocida y busco más bien los fondos de renta fija.

Como siempre, es necesario en las decisiones de ahorro e inversión, es importante informarse y comparar (ver por ejemplo: www.conasev.gob.pe; www.mcifperu.com ). Compare bien antes de decidir.

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios