Rumbo a la Universidad

Enviado el Vie, 26/07/2013 - 16:09
Rumbo a la Universidad

El ir a la Universidad no significa que tiene que tomar prestado para pagar por su educación. ¡No acepte ese mito! Con un poco de trabajo y haciendo unos cuantos ajustes usted puede pagar por su educación y no terminar endeudado. Si por ejemplo necesita mudarse cerca de la U, no se imagine viviendo en un Depa cerca de la Universidad y comer en su restaurante favorito con 20 de sus nuevos amigos. A pesar de lo bonito que suena, viene con un precio muy alto. En vez de pensar así, usted puede alquilar un cuarto, desayunar y cenar ahí y almorzar en la cafetería de la escuela. No suena tan divertido, pero es más económico. Su propósito debe ser la educación, no ir de fiesta con los amigos.
Ahora, no hay razón para que un estudiante universitario no pueda trabajar en las tardes o fines de semana. Él o ella pueden estar entregando pizzas, de mesero o comenzar con prácticas pre profesionales. Puede ser difícil pero va valer la pena cuando se gradúe sin deudas.

Algunas universidades privadas son caras y no le garantiza más éxito que una pública que es gratuita. Si tiene la determinación de graduarse sin préstamos, échale un ojo a las universidades estatales.

Si hace su tarea se va a dar cuenta de que tiene muchas opciones para pagar por su educación. Créame que el ser graduado de la universidad a los 22 años de edad es el peor momento para tener una deuda de $20,000. El terminar su educación profesional sin deuda es lo mejor que un graduado pueda hacer.

---
Para más información sobre Andrés Gutiérrez visite www.andresgutierrez.com. Sígalo en Twitter: @elshowdeandres y en Facebook.com/elshowdeandres

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.