5 aspectos que no debes ignorar para construir una casa buena, bonita y barata

Enviado el Jue, 23/06/2016 - 10:37
Si estás pensando en construir tu nuevo hogar, debes tener en cuenta algunas cosas que marcarán una diferencia significativa en tu billetera.
5 aspectos que no debes ignorar para construir una casa buena, bonita y barata

Si decidiste que lo tuyo no era comprar una casa o departamento terminado, sino construir la tuya de acuerdo a tu necesidad y comodidades, debes saber que lo que se viene no será tan fácil, pero tampoco imposible. Y al final del proceso, tendrás una vivienda que sea exactamente como la quisiste.

Sin embargo, si el dinero no es lo que sobra, debes tener en cuenta algunas recomendaciones, para así lograr ahorrar el máximo posible sin comprometer el diseño, la seguridad o la estructura de tu nueva casa. En resumen, algunos aspectos son los siguientes:

1. Contrata a un profesional: Es bueno que quieras hacer muchas cosas que tengan que ver con la construcción, pero nadie sabe más que un contratista, así que necesitas consultar con alguno para asegurarte de que los espacios se están aprovechando al máximo y de que tus propuestas son viables.

2. Estandariza las estructuras: No le pongas un diseño diferente a cada ventana y puerta, habitación, etc.; en lo posible, estandariza estos elementos, para así ahorrar no solo en materiales sino en tiempo de construcción.

3. Solicita los permisos necesarios: Si no tienes los papeles en regla, puedes terminar con multas que solo dificultarán y demorarán el proceso.

4. Selecciona las calidades y mantenlas: Con un presupuesto detallado, selecciona la calidad para cada uno de los materiales. Recuerda, no es necesario que sea el más caro para asegurarte de que sea bueno. Consulta con diferentes proveedores y elige con calma. Una vez que lo hayas hecho, no los cambies solo porque veas que te sobra dinero.

5. Tendencia minimalista: No olvides que menos es más. Si el espacio con el que cuentas no es tan grande, no te obsesiones con hacer una casa que tenga mil habitaciones pequeñísimas; más bien, selecciona lo que necesites de acuerdo al estilo de vida de tu familia y prioriza.

Por último, asegúrate de tener todo arreglado con el financiamiento, para que durante la construcción no se presenten problemas como falta de fondos o algo por el estilo. La mejor manera de ahorrar es comparando los distintos créditos hipotecarios, para comprobar cuál es la opción que realmente te conviene.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.