¿Qué hacer si gastaste de más con tu tarjeta? 4 formas de solucionarlo

Enviado por Equipo Comparabien el Mié, 19/12/2018 - 10:48
Si fuiste uno de los que tiró el presupuesto por la ventana y sobregiró su tarjeta de crédito, estos consejos te ayudarán a encontrar formas de solucionar el desmadre.

Las tarjetas de crédito son una ayuda para nuestras finanzas, pero también representan una gran tentación y peligro si no aprendemos a manejarlas con cuidado. A veces, por más que tengamos los gastos organizados, podemos optar por salirnos del presupuesto y terminar gastando más de lo que teníamos pensado.

Aunque al instante no sintamos remordimiento por haberlo hecho, una vez que el estado de cuenta es enviado y comprobamos el monto que tendremos que pagar el mes que viene, los nervios se ponen de punta. Entonces, ¿qué podemos hacer en ese caso? A continuación, tres opciones para salir airoso de la situación:

1. Evalúa la opción del pago mínimo:
Si eres consciente de que este mes no te alcanzará para pagar el total de la deuda, puedes optar por realizar el pago mínimo. Esto te ayudará en la primera fecha, mientras encuentras opciones adicionales y estabilizas tu presupuesto; sin embargo, no es algo que deba repetirse todos los meses, pues demorarás mucho tiempo más en cancelar la deuda y generarás más intereses.

2. Recorta tu presupuesto
Lo mejor que puedes hacer es ajustar la billetera por el par de meses siguientes, a fin de ahorrar más efectivo para pagar la tarjeta. En este sentido, elimina los taxis, las salidas al cine y las compras que pensabas realizar durante este mes. ¿Qué otra cosa puedes recortar? Opta por marcas más baratas este mes: artículos de limpieza, víveres e higiene. Además, planea el menú del mes con ingredientes más cómodos, de manera que también generarás un ahorro en ese aspecto.

3. Comunícate con el banco
Una opción adicional es buscar una compra de deuda. Los bancos tienen tasas competitivas y si has sido un buen cliente, puedes encontrar una buena oferta con tasas de interés más cómodas que te permitan modificar el cronograma de pagos y asignar cuotas más accesibles.

4. Paga la deuda con un préstamo
Una alternativa adicional es solicitar un préstamo personal para cancelar la deuda de tu tarjeta. Los préstamos personales tienen tasas de interés más cómodas, por lo que ahorrarás en intereses. Si optas por esta alternativa, lo ideal es que te ciñas al pago de tu préstamo y no utilices tu tarjeta con regularidad, pues solo seguirás endeudándote.

De cualquier modo, toma acciones al respecto, pues lo peor que puedes hacer es dejar que las deudas se acumulen y no comunicarte con el banco.

Johanna Bernuy | Periodista y blogger

¿Te gustó este contenido?

Suscríbete a nuestro newsletter para que puedas recibir consejos financieros todos los meses.

Comentarios